Articles

La Diferencia Entre la Religión y la Tradición

Una vez estaba haciendo una presentación en alemán sobre el Islam a un gran grupo de alemanes que estaban visitando nuestro centro. Uno de ellos me preguntó: “Si el Islam es tan simple y lógico como usted dice, ¿Por qué los musulmanes causan todos estos problemas políticos?”.

Su pregunta la hizo frente al grupo, y tuve que lidiar con ella, para que su polémica no arruinara el diálogo tranquilo.

Le respondí de inmediato: “Para tu información, moriré sola, resucitaré sola, conoceré a mi Creador sola, sin mi familia ni mi dinero”. “Me reuniré con Dios al responder correctamente tres preguntas que son: ¿Quién es tu Dios, ¿Cuál es tu religión y quién es tu mensajero?”.

Dios estará esperando mi respuesta, que será: Dios el Creador es mi Dios, mi religión es creer en Él y adorarlo solo a Él sin ningún mediador, mi Profeta es Muhammad, el último mensajero”. “Al reconocer a Muhammad como su último mensajero, he reconocido a todos los mensajeros que vinieron antes que él, y hacer esto es un deber y una obligación para todo musulmán”.

El enviado cree en lo que se ha hecho descender sobre él procedente de su Sustentador, y [también] los creyentes: todos creen en Dios, en Sus ángeles, en Sus revelaciones y en Sus enviados, sin hacer distinción entre ninguno de Sus enviados; y dicen: “Oímos y obedecemos. ¡Concédenos Tu perdón, Oh Sustentador nuestro, ¡pues a Ti es el retorno! [7]

Le dije: “Y tú también, cada persona en la Tierra se encontrará solo con Dios, la vida es corta, la muerte viene de repente para nosotros”. “¿Cuándo aprenderemos a diferenciar entre problemas políticos y religión? ¿No es hora de que aprendamos a decidir nuestras prioridades?”

El hombre se calmó y el grupo aplaudió.

Después les dije: “Quiero hacerte una pregunta”. “Se sabe que cada nación y pueblo tiene hábitos, tradiciones, costumbres y novedades”.

Continué: “Una persona simple como yo aquí, u otra en China, o en Alemania o en América del Sur o África, ¿Cómo puede diferenciar principalmente entre la religión simple de Dios y las tradiciones y costumbres del lugar donde se encuentra sin leyendo algún libro religioso?”

Intentaron adivinar, y después de que no pudieron darme la respuesta correcta, les dije: “Todos ustedes conocen algo llamado sentido común”. “Entonces, todo lo lógico proviene de Dios y todo lo complicado proviene de los humanos”. Todos rieron a carcajadas y algunos volvieron a aplaudir.

Les dije: “Por ejemplo, si un erudito religioso ya sea musulmán, cristiano o hindú, o de cualquier otra religión, les dijera que el universo tiene un Creador, Uno y Único, sin ningún socio, que Él no vendría a la Tierra adoptando la forma de un humano o un animal, ni la de una piedra o de un ídolo, que tenemos que adorarlo solo a Él, recurrir solo a Él en los momentos difíciles, estaría diciendo que esta es realmente la religión de Dios”. “Si un erudito religioso, musulmán, cristiano o hindú, proclama que Dios encarna en cualquier forma, tenemos que adorarlo y recurrir a Él, a través de una persona, un profeta, un sacerdote o un santo, significa que esto viene de los humanos, así que no lo escuches a él”.

Continué: “Por ejemplo, bastaría con que visitara la India y gritara entre la multitud: “El Creador es Uno” y entonces responderían en armonía: “Sí, el Creador es Uno”. “Y esto es realmente lo que está escrito en sus libros”.[8]

Pero no están de acuerdo, pelean, incluso podrían matarse entre sí, cuando discuten sobre un punto que es: La forma en la que Dios viene a la tierra. Por ejemplo, el indio cristiano dice: “Dios es uno, pero está representado por la trinidad (el padre, el hijo y el espíritu santo). El indio hindú dice: “Dios viene en forma de animal, humano o ídolo”.

Les dije: “Si piensan detenidamente, encontrarán que todos los problemas y diferencias entre las sectas religiosas y las religiones mismas, existen debido a los mediadores que los humanos ponen entre ellos y su Creador. Por ejemplo, las sectas católicas, protestantes, cristianas, hindúes, entre otras, todas están en desacuerdo sobre la manera de como comunicarse con el Señor, no sobre el concepto de que el Señor mismo existe”.

‘Si todos adoraran al Señor directamente, estarían unidos’.

Di: “¡Oh seguidores de una revelación anterior! Convenid con nosotros un principio aceptable a ambas partes: que no adoraremos sino a Dios y no atribuiremos divinidad a nada junto con Dios y no tomaremos por señores a seres humanos en vez de Dios. “Y si se apartan, entonces decid: “Sed testigos de que, ciertamente, nosotros nos sometemos a Él.” [9]

Continué: “Además de esto, deben saber que la religión de Dios es clara y lógica, sin misterios en ella”. “Si quiero convencerlos de que Muhammad es un dios a quien tienes que adorar, debería esforzarme tanto para convencerlos, y nunca estarán convencidos”. Podrían preguntarme: “¿Cómo puede ser Muhammad un Dios mientras come y bebe como nosotros?”.  Terminaría diciendo: “No están convencidos, porque es un concepto y un acertijo misterioso; lo entenderán cuando te encuentres con Dios”. Este ejemplo demuestra que la religión correcta de Dios debe estar libre de misterios; los misterios solo provienen de los humanos.

Añadí: “La religión de Dios también es gratuita”. “Todos tienen la libertad de orar y adorar en las casas de Dios, sin pagar ninguna suscripción para obtener una membresía”. “La regla de tener que registrarse y pagar dinero en cualquier lugar de culto ha sido creada por los humanos”.

“Pero si algún erudito religioso me dice que debería dar caridad directamente a las personas para ayudarlas, entonces sabemos que la regla proviene de la religión de Dios”.

En la religión de Dios, las personas son iguales como los dientes de un peine. No hay diferencia entre el árabe y el extranjero, el blanco y el negro, solo por piedad. Si les dijeron que esta mezquita, iglesia o templo es solo para los blancos y que los negros tienen un lugar separado, entonces asumimos que esta es una regla creada por humanos.

Les dije: “Honrar a las mujeres y elevar su estatus es una orden de Dios, pero oprimirlas es lo que los humanos decidieron hacer”.

Uno de ellos preguntó: “Entonces, ¿por qué está oprimida la mujer musulmana afgana?”

Le dije: “¿Crees que las mujeres budistas o cristianas en Afganistán viven en el paraíso?”. “Si la mujer musulmana en Afganistán está oprimida, también lo está la mujer hindú, la budista y la cristiana”. “Esta es la cultura de la gente; no tiene nada que ver con la verdadera religión de Dios”.

Agregué: “La religión correcta de Dios siempre es compatible y está en armonía con la disposición natural”. “Por ejemplo, cualquier fumador o alcohólico les pide a sus hijos que se mantengan alejados del tabaco y el alcohol, porque está profundamente convencido del peligro que causan a la salud y a la comunidad”.

Cuando la religión prohíbe el alcohol, por ejemplo, es realmente una orden de Dios. Pero si la religión prohíbe la leche, por ejemplo, no es lógico; todo el mundo sabe que la leche es buena para la salud. La misericordia y bondad de Dios en su creación, nos ha permitido comer cosas buenas, pero a su vez nos ha prohibido comer cosas malas.

Otro ejemplo, el velo que cubre la cabeza de las mujeres. La decencia tanto para los hombres como para las mujeres son una orden de Dios, pero los detalles de colores y diseños son ideas de los humanos. La mujer china atea rural y la mujer rural suiza cristiana están comprometidas a cubrirse la cabeza, teniendo la convicción de que la decencia es una disposición natural.

Así es como podemos diferenciar entre el bien y el mal antes de leer cualquier libro religioso.

El terrorismo, por ejemplo, es común en diferentes formas en el mundo, entre sectas de todas las religiones. Viví mucho tiempo en África y sé que hay sectas cristianas que matan y practican formas horribles de opresión y violencia en nombre de la religión y en el nombre de Dios. Representan el 4% de la población cristiana mundial. Mientras que quienes practican el terrorismo en nombre del Islam representan el 0,01% de la población musulmana. El terrorismo no se limita a estos dos grupos, sino que también es común entre los budistas, hindúes y otras religiones.

Nunca podremos aceptar el hecho de que los medios destaquen los malos ejemplos de musulmanes y los buenos ejemplos de no musulmanes. Es totalmente inaceptable que llamen terrorista al musulmán que mata a unos, mientras que llamen enfermo mental al no musulmán que mata a otros.

Esto es lo que le dije a un periodista francés durante una conversación sobre el mismo tema: “En los medios de comunicación, usted juega un papel peligroso al informar erróneamente la imagen del Islam a través de su continua persistencia en publicar estos malos ejemplos de los musulmanes”.

Dijo: “Disculpe, pero solo publicamos la verdad, no noticias falsas”.

Dije: “No estoy afirmando que tus noticias sean falsas, estoy diciendo que cuando asignes un artículo en tus revistas de noticias para hablar sobre los malos ejemplos de los musulmanes, debes asignar otro artículo para hablar de los demás”. “Cuando se llama terrorista al asesino musulmán, también se debe llamar terrorista al asesino no musulmán”.

Dijo: “Mucho de lo que estás diciendo es correcto”.

La última Palabra:

La religión correcta es:

  • Creer que el universo tiene un Creador, que es Dios el Único “Allah”. La religión de Dios debe ser una, fácil, simple y directa, compatible con la disposición humana, válida para todo momento y lugar.
  • La unicidad: Creer que no hay más dios que Dios, sin socios ni hijos, Él es el Creador, el proveedor de todo el universo.
  • La servidumbre: Para adorar solo a Dios, nunca asociar a nadie ni a nada con Él.
  • Creer en los mensajeros: Seguir a los mensajeros y creer en el mensaje que traían (en esa época). (Los mensajeros profetizaron la venida del último Profeta Muhammad, e instaron a sus seguidores a creer en él y seguirlo si llegaban a su tiempo).
  • Ética: Hacer buenas obras y evitar las malas.

De acuerdo al camino que hayan tomado durante su vida terrenal, serán merecedores de la recompensa, la dicha en el Paraíso, o del castigo, el tormento del fuego, en la otra vida y para la eternidad.

DI: “Ciertamente, mi Sustentador me ha guiado a un camino recto por medio de una religión verdadera –el camino de Abraham, que se apartó de todo lo falso y no fue de los que atribuyen divinidad a algo junto con Él.”[17]


Nota:

Allah es el Único Dios, el Creador y Sustentador de todo el universo y sus contenidos. Todos los árabes musulmanes y no musulmanes, se dirigen a Dios usando la palabra Allah, que se refiere el nombre propio Árabe que se aplica al Dios Verdadero. Este término no está sujeto a género o la pluralidad. Se trata de un acorde y del énfasis constante en la trascendencia y la divina Majestad del Creador. La palabra Allah se menciona en el Sagrado Corán y en otras escrituras religiosas como el Viejo Testamento Hebreo (la primera parte de la Biblia) donde aparece la palabra Allah 89 veces. Dios es autosuficiente, por  Su Majestad  no necesita tomar un hijo o una mujer o engendrar o ser engendrado, y nada ni nadie tienen similitud con Él.

Referencia:

¿Por qué La Relgion?

Faten sabri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page