Artículos

Y no te hemos enviado sino como una misericordia para toda la humanidad

Tienes un gran carácter moral:

Siempre he admirado la alabanza que Dios Todopoderoso hace a la moral de Su Mensajero Muhammad (la paz sea con él). Esperaba poder comprender la magnificencia de esta costumbre. Quería entender la brillantez de la personalidad de este gran Profeta. Finalmente, cuando murió mi madre, sentí una pena tan profunda que llegué al punto de que hubiera destruido mi vida si no hubiera sido por la misericordia de Dios hacía mí. A pesar de que ya estaba casada y no necesitaba sus cuidados, extrañarla me hacía perder el deseo de hablar con la gente. Sentía que el mundo entero se contraía a mi alrededor; fue muy difícil perder el amor de mi madre. Esta situación me hizo recordar la etapa de la vida del Profeta Muhammad (la paz sea con él), en la que vivió en la orfandad, mudándose de casa en casa, y extrañando el amor de sus padres. Estas condiciones, como las que vivió el Mensajero, llevan a desarrollar inevitablemente a una personalidad complicada, sin embargo y a pesar de estas circunstancias difíciles, el Profeta con su gran personalidad, salió adelante.  Entonces me di cuenta de que Él era diferente y que poseía una ética única. Entonces recordé el verso: “Tienes un gran carácter moral”[1], y, en ese instante, logré tranquilizarme.

No hay distinción entre sus mensajeros:

El orientalista y arqueólogo británico “Stanley Lee Paul” dijo: “Muhammad fue compasivo y misericordioso. Solía visitar al paciente y a los pobres, ayudar a los esclavos y coser su ropa él solo. Entonces, no hay duda de que fue un profeta santo. Quedó huérfano y fue indigente, hasta que se convirtió en un gran líder ”.[2]

Recuerdo que, durante mi discusión con un grupo de personas de diferentes nacionalidades, culturas y religiones, estaba hablando sobre el monoteísmo, los atributos de la Divina Belleza y Majestad, y la importancia de adorar al Creador sin un mediador. En algún momento, alguien en el grupo me interrumpió con una pregunta.

Preguntó: ¿Quién es el más grande, Cristo o Muhammad?

Respondí: ¿Estás solicitando una respuesta para la comparación entre un dios y otro, o para la comparación entre mensajeros? Si quieres comparar entre dos dioses, entonces la respuesta es sencilla, no hay más dios sino Dios el Creador. Sin embargo, si deseas comparar entre un mensajero y otro, entonces puedo decirte que no hay distinciones entre ninguno de los mensajeros de Dios, tanto Cristo como Muhammad son Profetas.

Dios dice en el sagrado Corán :

“El Mensajero y sus seguidores creen en lo que le fue revelado por su Señor [al Mensajero]. Todos creen en Dios, en Sus ángeles, en Sus Libros y en Sus Mensajeros [diciendo:] “No hacemos diferencia entre ninguno de Sus Mensajeros”. Y dicen: “Oímos y obedecemos. Perdónanos Señor nuestro, que ante Ti retornaremos [para ser juzgados]”. [3]

La misma persona del grupo preguntó: “Si amas a Cristo, ¿por qué no celebras su nacimiento?”.

Le pregunté: “¿Te refieres a celebrar el nacimiento de Cristo, que es “el hijo de Dios” o “el Mensajero de Dios”?”.

Si te refieres al nacimiento de Cristo como “hijo de Dios”, descarto tu pregunta porque Dios ni engendra ni nace, ni existe nadie igual a Él.

Sin embargo, si aludes a Cristo como “el mensajero de Dios”, entonces puedo decirte que no rechazamos recordarlo o alabarlo en su cumpleaños; de hecho lo alabamos todo el tiempo aunque se ha comprobado que no nació en el invierno. La controversia que hay para definir la fecha de su cumpleaños no afecta la fe en nada.

Él preguntó: “¿Por qué no permites que tus hijas se casen con judíos y cristianos?”.

Respondí: Cuando un cristiano o un judío cree en nuestro Mensajero, permitimos que nuestras hijas se casen con ellos”. “Por otro lado, si un musulmán desea casarse con una mujer cristiana o judía, él le permitirá practicar su religión libremente pues respeta la fuente de la religión, el libro sagrado y cree en los mensajeros de su esposa, asi es como él alcanza su fe”.

El Islam complementa la fe. Por ejemplo, si quiero convertirme al cristianismo, tendría que renunciar a mi fe en Muhammad y en el Corán. También tendría que perder mi relación directa con el Señor de los mundos, además debería creer en la Trinidad y recurrir a pastores y sacerdotes. Si quisiera convertirme al judaísmo, tendría que abandonar mi fe en Cristo y el Evangelio correcto.

Recuerdo haberme reunido con un gran grupo proveniente de Malta. Les hice una presentación sencilla sobre el Islam, y al terminar todos dijeron en voz alta al unísono: “¡Entonces Muhammad no es tu Dios!”.

Respondí: “No. Muhammad es un mensajero de Dios. Desafortunadamente, los no musulmanes promueven este concepto erróneo para justificar la adoración de Cristo, Buda y otros personajes”.

“Diles (Oh Muhammad): “Yo no soy más que un hombre a quien se le ha revelado que solo deben adorar a Dios, su única divinidad. Quien anhele encontrarse con su Señor [y que Él esté complacido], que realice obras piadosas y que no adore a nadie más que a Él”. [4]

Aquel cuya descripción encuentran escrita en la Torá y en el Evangelio:

El orientalista estadounidense Senx dijo en su libro “La religión de los Árabes”: “Muhammad vino quinientos setenta años después de Cristo. Su misión era mejorar la mente humana alimentándola con los orígenes de la moralidad, la creencia en un Único Dios y la creencia en la vida en el mas allá”.

Una vez tuve la situación más maravillosa que he experimentado mi vida; sucedió en un día complicado por las mil visitas que tuvimos. Este día, un hombre latino se hizo presente entre los abarrotados grupos de visitantes. Me preguntó en español: “¿Quién es el Paráclito?”.

Dijo: “He estado viajando por el mundo con mi esposa y mi hija en busca de la verdad. Además, quiero saber quién es el personaje del que habló Cristo en la Biblia”. [5]

“Aquellos que sigan al Mensajero y Profeta iletrado [Muhammad], quien es descrito en la Tora y en el Evangelio; [el Profeta] que les ordena el bien y les prohíbe el mal, les permite todo lo beneficioso y solo les prohíbe lo perjudicial, y les abroga los preceptos difíciles que pesaban sobre ellos [la Gente del Libro]. Y quienes crean en él, lo secunden, defiendan y sigan la luz que le ha sido revelada, serán los bienaventurados”.[6]

Le respondí: “El Paráclito es Muhammad (la paz sea con él)”.

Preguntó: “¿Qué significa esto?.”

Respondí: “Los musulmanes no creen que el Antiguo y el Nuevo Testamento sean palabras de Dios, pero creen que ambos tienen una fuente válida constituida por la Torá y el Evangelio (las revelaciones de Dios a los profetas: Moisés y Jesucristo ). Es decir, algunas partes de la Torá y del Evangelio son de Dios. Los musulmanes creen que si esta profecía es cierta, entonces se trata del Profeta Muhammad. Se trata de un profeta que viene después de Cristo y con sus enseñanzas perdura para siempre”.

Dijo: “Pero este personaje no debe ser humano sino más bien un espíritu. En el cristianismo, se refiere a la tercera persona de la Trinidad, que se considera un dios”.

Le dije: “Vuelve a leer tu libro y comprueba cuántas veces se menciona a los profetas como “espíritus”. En el Nuevo Testamento, el término “espíritu” puede referirse a una persona y, según la historia, muchos de los cristianos de la antigüedad entendieron que el “Paráclito” era un hombre, no un espíritu. Muchos hombres que existieron antes del Profeta Muhammad afirmaron falsamente que ellos eran el “paráclito” esperado. El rey Negus de Abisinia era cristiano y estaba esperando la llegada del “paráclito”.

Añadí: “La profecía dice que el Paráclito repite lo que oye. De hecho, esta es una descripción de un profeta que no es de Dios. El profeta dice lo que escucha de Dios, y esto es una evidencia de que esta profecía no se refiere al tercer ser divino de la Trinidad (como creen los cristianos), sino que se refiere a un profeta enviado por Dios”.

Él dijo: “Pero la profecía dice que el Paráclito habla de eventos futuros”.

Le dije: Sí, y esto es lo que hizo el Profeta Muhammad (la paz sea con él). Por ejemplo, la victoria de los romanos, después de su derrota ante los persas, se menciona en el libro sagrado del Corán.

Continué: “Es imposible que esta profecía se refiera al Espíritu Santo, porque dice que el Paráclito aparecerá después de que Cristo se haya ido. El Espíritu Santo ya existía y, según tu creencia, se le apareció a María antes de que Cristo fuera concebido”.

El término “Paráclito” causó considerable controversia. La palabra “Paraklytos” en la Biblia griega era originalmente “Periklytos”, y se cambió durante la traducción del idioma siríaco al griego. “Paráclito” tiene dos significados en griego.

  • Consolador, abogado y ayudante: Paraklytos (παρακλητος) como lo creen los cristianos. Esto se basa en la pronunciación, que incluye el sonido de la vocal “a”.
  • Muhammad o Ahmed (el alabado): Periklytos (Περικλητος), como lo creen los musulmanes. Esta pronunciación es sin usar el sonido de la vocal “a”.

Se ha comprobado que la lengua siríaca originalmente no contenía vocales consistía solo de consonantes y las vocales se introdujeron despues del siglo quinto.

Además del hecho de que el segundo significado tiene más evidencias que lo sustentan, ambos significados se aplican al Profeta Muhammad”.

Él dijo: “La profecía dice que condenaría al mundo entero, entonces, ¿cómo condenó Muhammad al mundo?”.

Respondí: “Muhammad condenó a los judíos porque no creían en Jesús como un profeta enviado por Dios.

Además, condenó a los cristianos porque adoptaron el concepto de la Trinidad y consideraron a Jesús como Dios, lo cual también es un pecado porque Jesús nunca afirmó ser Dios o un hijo engendrado de Dios. Cuando Jesús se refirió a sí mismo en la Biblia como el Hijo de Dios, dejó en claro que él no es el hijo engendrado, sino que todos somos hijos de Dios metafóricamente, lo que significa que somos siervos de Dios.

Dijo: “El Paráclito guía a la gente a la verdad y glorifica a Jesús”.

Le dije: “El Profeta Muhammad le recordó al mundo lo que es la fe pura (creer en un Dios y unificarlo en la adoración)”.

También le dije: “Nadie ha glorificado a Jesús en la Tierra tanto como lo hizo el Profeta Muhammad (la paz sea con él). El Profeta Muhammad dijo:

  • “Soy el que más dignifica a Jesús, hijo de María, aún más que los humanos que habitan este mundo y lo seguiré haciendo en la próxima vida”. “El pueblo le preguntó: “Oh Mensajero de Dios, ¿Cómo es esto posible?”.  Él respondió: “Los profetas somos hermanos en la fe, tenemos diferentes madres, nuestra religión es una. No existe ningún profeta que haya surgido entre nosotros (entre Jesús y yo). “
  • “El nombre de Jesucristo se menciona más que el nombre del Profeta Muhammad en el Corán (25 veces contra 4)”.
  • “La madre de Jesucristo, María, ha sido exaltada sobre todas las mujeres según el Corán”.
  • “La Virgen María es la única mujer mencionada por su nombre en el Corán”.
  • “El Corán tiene un capítulo completo dedicado a la Virgen María”. [7]

El visitante, su esposa e hija mostraron su felicidad y dijeron: “Nos basta haber obtenido esta información durante este viaje. Hemos encontrado la verdad. Damos gracias a Dios por habernos guiado a ella después de una larga búsqueda. Ya creíamos firmemente que no hay más dios que un solo Dios y que Cristo es el Mensajero de Dios. Ahora, además, saldremos de aquí con el testimonio de que Muhammad es el último Mensajero de Dios”.

“Y cuando Jesús, hijo de María, dijo: “¡Oh, hijos de Israel! Yo soy el Mensajero que Dios les ha enviado para corroborar la Tora y anunciar a un Mensajero que vendrá después de mí llamado Ajmad”. Pero cuando les mostró los milagros, dijeron [con incredulidad manifiesta]: “¡Esto es pura hechicería!”. [8]

Aquellos a quienes entregamos las Escrituras lo conocen como conocen a sus propios hijos:

Tuve una conversación con un grupo de judíos canadienses, y después de hablar sobre el monoteísmo, alguien me preguntó: “Oh musulmanes, ¿Por qué tienen problemas con nosotros?’.

Le respondí: “Un musulmán no tiene problemas

con nadie. Los musulmanes creen en Jesús, Moisés y otros profetas, y adoran solo a Dios sin un intermediario”.

Dijo: “No veo ningún problema en que Muhammad sea un mensajero”.

Le pregunté: “¿Creer en él es uno de los pilares de tu fe?”.

El respondió: “No”.

Dije: “Creer en Moisés es uno de los pilares de la fe musulmana”.

Dijo: “Muhammad no es mencionado en nuestros libros”.

Le dije: Entonces, ¿De quién se habla en el siguiente párrafo del Antiguo Testamento?”.

“Entonces el libro será entregado al analfabeto, diciendo: Por favor, lea esto. Y dirá: No puedo leer “.[9]

“¿Se aplica esta profecía a alguien que no sea Muhammad, el profeta iletrado?”

“Hasta el nacimiento de Jesucristo (la paz sea con él), los israelitas esperaban un profeta y al Cristo por venir”. [10]

Dijo: “No lo sé; todavía estamos esperando a Cristo y al profeta anunciado”.

Añadió: “Muhammad copió su libro de la Torá”.

Le pregunté: “¿Los judíos afirmaron esto en el momento de la revelación?”.

Él respondió: “No”.

Le dije: “Si el Corán hubiera sido copiado del libro los judíos, ellos serían las personas más rápidas en atribuírselo a sí mismos”.

También le dije: “¿No son nuestros preceptos como la oración, la peregrinación y la limosna diferentes a los tuyos? Además, hay que considerar el testimonio de los no musulmanes que afirman que el Corán se distingue de otros libros por haber sido dictado sin intervención humana y por contener milagros científicos. Por lo tanto, cuando quien tiene un credo reconoce la validez del credo que lo contradice, es la mayor prueba de su validez. De cualquier forma, es un mensaje singular Divino que habla de la existencia de Dios, de adorarlo solo a Él y que debe ser el único.

Lo que el Profeta Muhammad aportó no es una evidencia de un engaño, pero cabe señalar que Dios desafió a los árabes y no árabes a producir una obra literaria que sea de una trascendencia similar a la del Corán, pero no lo lograron a pesar de su fluidez en el idioma, su elocuencia، milagro científico y su elevado conocimiento literario. El desafío continúa”.

Dijo: “No hay ningún milagro científico en el Corán porque Muhammad copió esta información de civilizaciones anteriores”.

Le pregunté: “¿Era verdadera toda la información científica que se encontró en las civilizaciones antiguas?”.

Respondió: “No. Algunas son ciertas, pero hay muchos mitos”.

Le pregunté: “¿Cómo pudo ese profeta iletrado, que creció en un desierto desolado, copiar solo la informacion verdadera y hacer a un lado los mitos?”.

Él preguntó: “¿Qué piensas de la primera esposa de Adán,  quien se casó con él antes que Eva?””.

Francamente, no pude evitar reírme de esta extraña información, de la que nunca había oído en mi vida.

Dije: “Este personaje nunca ha sido mencionado en el Islam. Pero, ¿qué es lo que se aporta a tu fe al creer en la existencia de este personaje?”.

Él no dijo: “Nada”.

Le dije: “Entonces analiza cuidadosamente lo que pudiera agregarse a tu fe y que te beneficiara, piensa en que es la fe en Dios y en todos Sus profetas, incluidos Jesús y Muhammad.

Preguntó: “¿Por qué Muhammad dejó la Mezquita Al-Aqsa (la mezquita sagrada en Jerusalén)?”. “¿Que es la Qiblah (la dirección en la que un musulmán se vuelve para orar)?”.

Le pregunté: “¿Por qué los judíos samaritano cambiaron la dirección de la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén y volvieron su Qiblah (la dirección en la que un judío se vuelve para orar) hacia AL-TUR en Palestina?”.

También le dije: “El hecho de que los judíos modificaran la dirección de su posición al orar, no estaba relacionada con la revelación y la bendición de Dios. No hay ningún mandato en la Torá que se referiera a este cambio de dirección, se basa más bien, en su propia elección. En cuanto a los cristianos, Dios no les ordenó, en absoluto, ni en la Biblia, ni en  ningun otro libro, que volvieran su dirección hacia el Este”.[11]

Continué: “De hecho, el Corán nos dice que la mezquita sagrada en La Meca fue la primera mezquita de culto designada a la humanidad, y fue edificada por el profeta Ibrahim con la ayuda de su hijo Ismail. Es bien sabido que el templo de Jerusalén fue construido mucho tiempo después de la existencia del profeta Ibrahim, mientras que la mezquita sagrada estaba en La Meca antes de que Ibrahim viviera.

“El primer templo erigido para los seres humanos es el de Bakkah [la Ka‘bah], en él hay bendición y guía para la humanidad”. [12]

La Kaaba (el cubo negro que se encuentra en medio de la mezquita sagrada en la Meca en la valle de Bekaa) ha sido muy conocida a lo largo de la historia.

La gente la visita todos los años, incluso vienen desde los lugares más lejanos de la Península Arábiga, y su santidad es respetada en toda la Region de los países Árabes.

Se menciona en las profecías del Antiguo Testamento: “Pasar por el valle de Bekaa y convertirlo en una fuente”.[13]

Los árabes solían glorificar la mezquita sagrada durante la era de la ignorancia. Tras la misión del Profeta Muhammad, Dios establecio la dirección de la oración hacia la mezquita más lejana (Al-Aqsa) en Jerusalén. Pero posteriormente, Dios les ordenó que se cambiara la Qiblah hacia la mezquita sagrada en La Meca con el proposito de separar a los seguidores de buen corazón del Profeta Muhammad que son leales a Dios de aquellos que se vuelven contra él, y, hacer que sus corazones se apegaran solo a Él.

Esto duró hasta que los musulmanes se sometieron y volvieron a orar en direccion a la Qiblah a la que el Mensajero los había dirigido. Los judíos consideraron la dirección del Mensajero de orar hacia “Bayt al Maqdes” en Jerusalén como una excusa para ellos.

Cambiar la dirección de la posición para la oración también fue un punto de inflexión y una señal para transferir el liderazgo religioso a los árabes después de que fuera quitado a los Hijos de Israel. Esto se debió a que rompieron sus convenios con el Señor de los mundos.

Dijo: “Tengo que irme ahora. En nuestra fe, no damos la mano a las mujeres porque están por debajo del nivel de los hombres, pero solo estrecharé tu mano como agradecimiento por compartir conmigo tu conocimiento”.

Le dije: En cuanto a nosotras, no damos la mano a los hombres, porque somos tan honorables como las reinas, por lo tanto, no te daré la mano.

La escritora italiana Dra. Laura Vicha Valeri dice:

“En un páramo, un valle sin cultivo y aislado de una humanidad civilizada, una corriente de agua fresca y fluida estalló entre los salvajes, gente desalmada que no se somete al Sultán y que no se adhiere a las leyes. Esa fuente es la religión del Islam que fluyó abundantemente, se abrió camino hacia el suelo, convirtiéndose en un pequeño río y eventualmente se convirtió en un gran río. Miles de arroyos y ríos se bifurcaban rápidamente y se adentraban a lo largo y ancho del país. Pronto, la gente probó de ese extraño elixir y se recuperó de sus enfermedades sociales. Los hombres de Occidente están a punto de convencerse de que la sinceridad de Muhammad en su vocación era incuestionable. Muhammad, como mensajero que llamaba a Dios, era un hombre misericordioso y de buen corazón, incluso con sus enemigos personales. Así, se reunieron en él dos virtudes, las cuales son las mayores virtudes inconcebibles para la mente humana, que son la misericordia y la justicia. No vamos a dar ejemplos sobre esto, ya que es fácil encontrar muchos de ellos en los libros que hablan sobre la historia de su vida. “[14]

Incluso si les muestro las pruebas del testimonio:

Durante una conversación que tuve con un ateo, él se burló del milagro de Israa y Mi ‘raj (el viaje nocturno que hizo el profeta Muhammad  desde la Mezquita Sagrada de La Meca hasta la mezquita de Jerusalén y luego al Cielo). Se preguntó cómo pudo el Mensajero (la paz sea con él) llegar a Jerusalén, ascender al cielo y regresar esa misma noche.

Le dije: “Hoy lo que me pasó fue aún más extraordinario. Mientras daba una conferencia, estuve presente en más de veinte países al mismo tiempo”.

Él se rió y dijo: “Te refieres a las redes sociales, por supuesto”.

Le dije: “La tecnología humana llevó mi voz e imagen a todo el mundo al mismo tiempo”. ¿No pudo el Creador de la humanidad ascender a Su Profeta (el cuerpo y el espíritu) a los cielos hace 1400 años?”.

“Este viaje sucedió de acuerdo al Poder Divino y a la Voluntad, que están más allá de nuestra conciencia. Se diferencian de nuestras leyes humanas. Son signos y pruebas del poder del Señor de los mundos. Son leyes que Él desarrolló y promulgó y son diferentes a las nuestras”.

Ibn al-Qayyim dijo: “El viaje de Israa y Mi Raj fue una nueva prueba para la fe y la certeza de los musulmanes. Fue una oportunidad para que el Profeta  pudiera ver las maravillas del Poder Divino, de aprender doctrinas metafísicas y de tener el honor de conversar con Dios en un lugar al que ningún ser humano ha llegado jamás. Además fue el motivo que ayudó a aliviar su dolor y preocupaciones, y para renovar su determinación de seguir llamando a su gente y enfrentando el daño de su pueblo ”.

Ciertamente el Mensajero de Dios es, para ti, un excelente modelo a seguir:

Gandhi, el famoso líder indio, en una entrevista para el periódico “Yang India” habló sobre las características del Profeta Muhammad. Él dijo:

“Quería conocer las características del hombre que, sin lugar a dudas, posee el corazón de millones de personas. Me he convencido de que la espada no fue el medio con el cual el Islam obtuvo su estatus, sino lo logró, más bien, a través de la sencillez del Mensajero, con la sinceridad y el cumplimiento de sus promesas, su dedicación y lealtad a sus amigos y seguidores, junto con su coraje y absoluta confianza en su Señor y en su mensaje. Estas son las cualidades que allanaron el camino y sortearon las dificultades, no la espada. Después de que terminé de leer la segunda parte de la vida del Profeta, Me sentí arrepentido por no haber dedicado un mayor tiempo para aprender más sobre su gran vida. “.

Cierto día, dialogué con cristiano originario de Cameron y su novia británica. Mientras decía que no hay más dios sino Dios, me interrumpió diciendo:

“¿Por qué Muhammad acosó a una niña?”.

Le pregunté: “¿Puedo entender por tu interrupción que estás de acuerdo en que no hay más dios sino Dios, y tu problema ahora es con los detalles de la vida del Mensajero?”.

Respondió: “No, no, no estoy de acuerdo, Cristo también es dios”.

Le dije: “¿Entonces, por qué no discutes conmigo el mismo punto del que estoy hablando?”.

Él contestó: “No responda a mi pregunta con una pregunta”. “¿Por qué tu mensajero acosó a una chica?”.

Le pregunté: “¿Quién te dijo esto?”.

Él dijo: “El Libro de Bujari en el que crees”.

Lo cuestioné: “¿Se quejó alguna vez la Sra. Aisha?”. “¿No leíste en el Bujari sobre el fuerte amor que la sra. Aisha sentía por el Mensajero “la paz sea con él”?”. “¿La chica amaba a un acosador?”. “¿No leíste en el Bujari la explicación de que no fue acoso y que llegaron al matrimonio?”. “¿Qué edad tenía María cuando dio a luz a Cristo?” “¿Cuántos años tenía ella, de acuerdo a tus escrituras, cuando ella se comprometió con un hombre de 90 años antes de concebir a Cristo?” “¿No es esta edad cercana a la edad de la Sra. Aisha cuando se casó con el Mensajero?”.

Continué: “Es extraño que en ese momento, los enemigos del Profeta lo acusen de haber cometido actos tan atroces. Dicen que era poeta y loco. Pero esta historia no es importante; a excepción de ustedes, nadie la había mencionado hasta este día. Por ende, esta historia es solo un ejemplo de la costumbre que la gente tenía en esa epoca en la que era normal que los reyes contrajeran matrimonio a una edad temprana, como es el caso de la reina Isabel de Inglaterra en el siglo XI que se caso a los ocho años, por mencionar alguna[15], no sucedió como tú la percibes”.

Preguntó: “¿Por qué Muhammad se casó con nueve mujeres, a pesar de que estaba prohibido para sus compañeros?” “¿Esta establecido que solo pueden casarse con cuatro mujeres?”

Le pregunté: “¿Por qué, según tu afirmación, se acusó a los profetas de Dios de fornicación de acuerdo a lo que se menciona en el Nuevo Testamento?” Aunque la diversión no estaba a su alcance”.

Él respondió: “Para enseñarnos que la fornicación está prohibida”.

Le dije: “¡Maravilloso! ¿Crees que los profetas de Dios cometieron pecados mayores de fornicación, matar y beber vino con el pretexto de enseñar a sus seguidores lo que está bien o mal, y condenas el matrimonio legal del Mensajero por orden de Dios para dar lecciones a los musulmanes?”.

El Mensajero, antes de ser profeta, estuvo casado durante 25 años con una sola mujer que era 15 años mayor que él. Fue hasta el termino de su mision, por un mandato Divino, cuando el  Mensajero se casó con más de una mujer. En el momento de la revelación del versículo que establece la estructura del matrimonio donde se estipula que solo pueden casarse con 4 mujeres, el Mensajero ya tenía más de cuatro mujeres, pero debido a que se las consideraba madres de los creyentes, no podían casarse con nadie más si él se divorciaba de ellas”.

Preguntó: “¿Por qué Muhammad luchó contra sus enemigos?” “Cristo no los enfretaba, por el contrario, amaba a sus enemigos”.

Le pregunte: “¿Por qué entonces creíste en Moisés y en David cuando luchaban por sus pueblos?”. “Moisés y Muhammad asumieron los asuntos políticos y seculares, y cada uno de ellos emigró de la comunidad pagana. Moisés salió de Egipto con su pueblo, y Muhammad emigró a Yathrib. Anteriormente, sus seguidores habían emigrado a Abisinia para huir de la influencia política y militar en el país del que huyeron llevando consigo su religión. La diferencia es que Jesús (la paz sea con él) fue enviado a los no paganos “los judíos” (a diferencia de Moisés y Muhammad, porque sus entornos eran paganos: Egipto y los países árabes, lo que dificultaba sus circunstancias). El cambio confiado al llamado de Moisés y Muhammad (la paz sea con ellos), es un cambio radical, masivo y completo del paganismo al monoteísmo”.

Continué: “El número de víctimas en las guerras que tuvieron lugar durante el tiempo del Mensajero no supera las mil personas; su propósito era la autodefensa, una respuesta a la agresión, y la protección de la religión. Pero hay que observar la cantidad de víctimas que hubo debido a guerras libradas en nombre de Dios, en otras religiones, y fueron millones”.

Dijo: “Las invasiones de tu Mensajero fueron saqueos”.

Le dije: “El Profeta continuó llamando a la gente al Islam en La Meca durante 13 años y toleró la persecución del pueblo Quraish. No tenía botín ni había saqueos. Posteriormente, lo que los musulmanes tomaban como botín, era el dinero de los guerreros enemigos para debilitarlos y luchar contra ellos o para recuperar el dinero que les habian quitado a los migrantes. Esto difiere del saqueo que conlleva a la pérdida de vidas inocentes, como mujeres y niños. El Mensajero distribuyó el botín entre aquellos que se convirtieron al Islam para unir sus corazones y para que un no musulmán amara el Islam. También pidio el perdón de aquellos a los que habían perdido sus bienes y les otorgo la restitución de derechos. El Islam ha superado a la Convención de Ginebra en lo referente a los derechos de los prisioneros de guerra, mostrando al mundo como el Profeta Muhammad, la paz y las bendiciones sean con él, instruyó a sus seguidores a tratar bien a los prisioneros y a proporcionarles comida y ropa”.

Dijo: “Los ángeles que bajaron para ayudar a los musulmanes en la batalla de Badr eran débiles y no acabaron con todos los politeístas en ese momento”.

Le pregunté: “¿Entonces crees en el descenso de los ángeles?.”

Él dijo: “No, pero comparto con ustedes mi opinión”.

Le dije con una sonrisa: “El propósito del descenso de los ángeles en la batalla de Badr era el de fortalecer los corazones de los creyentes durante la batalla y enseñarles que Dios ayuda a quienes buscan refugio y confían en Él. Además, Dios no quería que todos los politeístas fueran asesinados, sabiendo que algunos de ellos se convertirían al Islam más tarde”.

Preguntó: “¿Por qué no descendieron los ángeles en la batalla de Uhud?”.

Le respondí: “En este evento es diferente pues trata de demostrar lo importante que es valorar las causas materiales que llevan a la victoria, así como la importancia de obedecer al líder”.

Él preguntó: “¿No son considerados la masacre de los judíos de Banū Qurayza y el Juicio sobre el bandidaje como una Brutalidad?”.

Le pregunté: “¿Según las leyes que rigen las Naciones Unidas hoy en día, cuál es el castigo para los traidores y para aquellos países que rompen sus acuerdos?”. “Imagínate que aparece un grupo decidido a matarlos a todos y robarles su dinero”. “¿Qué harías con ellos en esta situación?”.

“Los judíos de Banu Qurayza rompieron el pacto y se aliaron con los politeístas para eliminar a los musulmanes, pero sus intentos finalmente fueron en vano”.

Dijo: “El Islam se extendió con la espada y no con la paz”.

Le dije: “En primer lugar, la palabra espada no se menciona en el Noble Corán ni una sola vez. Los musulmanes gobernaron la India durante un largo período de tiempo y no mataron hindúes ni cristianos. Además, los musulmanes no obligaron a nadie a convertirse al Islam”. “¿No vivían los judíos y los cristianos en Andalucía bajo la autoridad del Islam, practicando sus creencias y disfrutando de sus derechos?”. “Los países en los que la historia del Islam no ha sido testigo de guerras, es donde reside la mayoría de los musulmanes, como Indonesia, India y China entre otros”.

Me sorprendió al decirme: “Yo soy un profeta y te he estado probando”.

Sonreí y le dije: “Tu presencia nos honró; desafortunadamente, no lo sabía. Llamaré a un colega mío de aquí del centro, y él completará el diálogo con usted”.

No pude completar mi diálogo con él porque estaba exhausta y me di cuenta de que él era un manipulador.

Mi colega vino y dijo: “Bienvenido, señor, ¿Cómo puedo ayudarlo?”.

Él dijo: “Soy un profeta y, actualmente, puedo predecir tu futuro”.

Mi colega le preguntó: “¿Por qué el futuro?”. “Estamos en el presente; este dia he estado sintiendo un poco de dolor, asi que si tienes ese don, dime por favor cual es la causa del mi malestar que he estado padeciendo desde la mañana”.

Él respondió: “No, no. Las cosas no son así”.

Él le preguntó: “Entonces, ¿Cómo son?”.

Dijo: “Tengo que retirarme ahora mismo. Gracias por su amabilidad”.

La escritora italiana Dra. Laura Vicha Valery también dice:

“Basta decir que las guerras, que son las necesidades más básicas de la vida humana, se han vuelto, gracias a Muhammad, menos brutales y crueles, ya que pedía a sus soldados que no mataran a un anciano, a una mujer o a un niño, que no demolerían las casas que no habían sido tomadas como baluartes militares, que no destruyeran las fuentes de vida y que no tocaran los árboles frutales y las palmeras. “[16]

Te hemos enviado para llevar la verdad y difundir las buenas nuevas:

Edward Montet, Director de la Universidad de Ginebra, dijo en una conferencia: “El Islam es una religión de rápida difusión que se propaga por sí sola sin ningún estímulo ofrecido por sus instituciones, porque todo musulmán es un predicador por naturaleza. El musulmán es muy fiel y la intensidad de su fe se apodera de su corazón y su mente; esta es una característica del Islam que no existe en otras religiones. Por eso, un musulmán muestra un deseo intenso de predicar su religión donde quiera que va, y transmite a todos los paganos su fe que, al ser tan grande, es contagiosa. La fuerte fe islámica posee el mayor mérito de esta rápida difusión. Además de la fe, el Islam es compatible con las condiciones sociales y económicas de los pueblos. El musulmán tiene una capacidad asombrosa para adaptarse a cualquier entorno, y también de adaptar el entorno a los requerimientos de esta fuerte religión.”[17]

En una ocasión, tuvimos la visita de unos sacerdotes de la Iglesia Ortodoxa de Etiopía, y nuestra conversacion fue la siguiente:

Uno de ellos preguntó: “¿Por qué se mata al apóstata en el Islam, cuando usted afirma que el Islam garantiza la libertad de creencia?”.

Le dije: “La fe es una relación entre un siervo y su Señor. Cuando se quiere poner fin a esta relación, lo deciden solo ellos dos. Si querías hacer este comentario para hablar y tomarlo como un pretexto para atacar el Islam y distorsionar su imagen, te aclaro, que esta afirmación es un axioma de las leyes creadas por el hombre durante la guerra que establece que es imperativo matarlo, y todos estan de acuerdo en llevarlo a cabo”.

Dijo: “Cristo dijo que debemos amar a nuestros enemigos y que cuando alguien te de una bofetada en la mejilla derecha le vuelvas la mejilla izquierda. En el caso de Muhammad, él luchó contra sus enemigos”.

Le dije: “En relación con lo que se le atribuye a Jesús, la paz sea con él, cuando dice que si alguien te abofetea en la mejilla derecha, vuelva hacia él la mejilla izquierda, no existen pruebas que lo demuestren para poder establecer alguna orden al respecto. Si esto es cierto, significaría que se puede perdonar al abusador, pero sin dejarse humillar ni ser sumisos”. “¿No dijo Jesús en tu libro tembien: No vine a traer paz a la Tierra, sino espada, fuego y división.” [18]

Hay órdenes dadas por Cristo a sus seguidores de no resistir a los enemigos. Si les hubiera ordenado resistir a sus opresores, esto habría eliminado su vocación desde el principio. Por tanto, si la frase: “Si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, ofrécele también la otra” fuera cierta, sería una expresión de un método de trabajo en circunstancias especiales, y no una regla general y absoluta. No creo que Cristo permita que los derechos de las personas se desperdicien en hechos que pudieran tener consecuencias negativas, como en el caso de golpear a alguien, el cual es un acto de agresión.

La misericordia del Profeta Muhammad (la paz sea con él) se manifestó el día en que entró victorioso en La Meca, cuando dijo: “Hoy es el Día de la Misericordia”. Concedió un perdón general para el pueblo de Quraysh, que no escatimó esfuerzos para dañar a los musulmanes, y recompensó el mal por el bien y el maltrato con un buen trato.

“No es lo mismo obrar con el bien que obrar con el mal. Responde con una buena actitud, y verás que aquel con quien tenías enemistad se convierte en un amigo ferviente”.[19]

Características de las personas justas:

“Aquellos que gastan [en Su causa] en tiempos de prosperidad y en tiempos de estrechez y refrenan su ira, y perdonan al prójimo porque Dios ama a quienes hacen el bien”.[20]

Preguntó: “¿Por qué Jesús perdonó al adúltero mientras Muhammad lo sentenciaba por haber cometido este pecado?”.

Le dije: “Hay un acuerdo total entre el judaísmo, el cristianismo y el Islam para hacer resaltar el castigo por el delito de adulterio”.

Además, en el cristianismo, Cristo enfatizó el significado del adulterio, y no lo limitó a un acto físico tangible, sino que lo transfirió a la conciencia moral. El cristianismo ha privado a los adúlteros de la herencia en el Reino de Dios, lo que significa que no tienen otra opción más que el tormento eterno en el infierno. El castigo para los adúlteros en esta vida es la lapidacion (asesinato a pedradas) [21] aprobada por la Ley de Moisés.

Como admiten los eruditos bíblicos hoy en día, la historia del perdón de Cristo para el adúltero en realidad no existe en las versiones más antiguas del Evangelio de Juan, pero se le agregó más tarde, y eso lo determinan las traducciones modernas. Lo más importante de todo es que Cristo había anunciado al inicio de su misión, que no había venido a quebrantar las Leyes de Moisés y de los profetas que lo habían precedido, y declaró que sería más fácil que el cielo y la Tierra desaparecieran antes el desobedeciera la  Ley  de Moisés[22]. Por lo tanto, Cristo no puede quebrantar esta Ley dejando a la mujer adúltera sin castigo. [23]

El juicio consiste en el testimonio de cuatro testigos, que describen y confirman con pruebas como ocurrió el adulterio. No es suficiente evidencia decir que un hombre y una mujer estaban presentes en un mismo lugar. Si uno de los testigos se retracta de su testimonio, se debe suspender el juicio y la aplicación del castigo. Esto explica que la ejecución de la pena prescrita por adulterio en la ley islámica a lo largo de la historia no se lleve a cabo tan frecuentemente, pues solo puede probarse de esta manera. Es difícil y casi imposible que se ejecute con la pura confesión del perpetrador.

Uno de los principios generales del Islam, con respecto a la ejecución de las penas prescritas sobre el crimen, es que:

  • Hay que estar atentos, evitar dar excusas y argumentos dudosos que incomoden la conciencia del juez durante la ejecución de las penas prescritas; según el dicho del Mensajero de Dios: “Evita las penas que se basan en sospechas”.
  • No existen castigos prescritos para quien haya pecado solo ante Dios sin mostrar su pecado a la gente. No es un precepto del Islam espiar los pecados de las personas.
  • En el caso de que se lleve a cabo la ejecución de la pena prescrita por adulterio solo en base en la confesión de uno de los pecadores, y no basada en el testimonio de los cuatro testigos, entonces, no existe una pena prescrita para la persona que no confiese su culpabilidad.
  • En verdad, Dios sólo acepta el arrepentimiento de aquellos que habiendo hecho el mal por ignorancia, se arrepienten antes de que termine su plazo:

 A estos vuelve Dios Su misericordia –pues Dios es omnisciente, sabio. [24]

Sin embargo, quien obre mal o sea injusto consigo mismo y luego pida perdón a Dios, hallará que Dios es indulgente, dispensador de gracia. [25]

Dios quiere haceros ligera vuestra carga: Porque el hombre ha sido creado débil. [26]

Hubo una mujer, que por su propia voluntad se acercó al Profeta (la paz sea con él), le confesó que había cometido adulterio y que como resultado de su pecado estaba embarazada. Le pidió también ser castigada con la pena establecida. Al escucharla, el Profeta de Dios llamó a su maestro en busca de consejo y él le dijo: “Trátala bien”. Esto indica la perfección de la ley y la perfección de la misericordia del Creador con sus criaturas. El Mensajero le dijo a la mujer: “Vuelve después que des a luz”.

Cuando ella regresó, él le dijo: “Vuelve hasta que destetes a tu hijo”. En base a su insistencia en volver al Mensajero después de destetar al niño, éste le aplicó el castigo y le dijo: “Se arrepintió, y su arrepentimiento, si se distribuyera a setenta de los habitantes de la cuidad de Medina, les bastará”.

La misericordia del Mensajero (la paz sea con él), se manifestó en esta noble acción.

Para todos ustedes, Yo soy el Mensajero de Dios:

Hubo una rara visita de tres monjes provenientes de un templo budista en Tailandia. Los acompañaba una delegación diplomática de la embajada de Tailandia, y los monjes iban vestidos con ropa similar a la de los musulmanes cuando van en la peregrinación, pero de color naranja. Al comienzo de la visita se nos indicó que los monjes no estrecharan la mano de las mujeres. Además, cuando llegara el momento de tomarme la foto conmemorativa dentro de la mezquita con ellos, por ser la supervisora del recorrido de este grupo, se suponía que debía arrodillarme al igual que el personal de la embajada, mientras los monjes permanecerían de pie, puesto que según sus creencias ellos se encuentran en un nivel mas elevado que los demás.

Les dije: “Con respecto al no darles la mano, no hay mayor problema, yo no le doy la mano a los hombres; pero en cuanto a la foto, también estaré de pie igual que ellos, ya que solo me arrodillo ante Dios. Si no estan de acuerdo, no estaré en la foto”.  Al final, respetaron mi posición y nos hicieron la foto. Yo estaba de pie al igual que los monjes pero guardando cierta distancia, mientras que el personal de la embajada se sentaba en el suelo.

Uno de los monjes, que hablaba bien inglés, me preguntó: “¿Cuáles son las enseñanzas de tu religión?”.

Le respondí: “Las enseñanzas de nuestra religión son similares a las de tu religión, pero las seguimos plenamente y tú las acortaste”.

Él preguntó: “¿A qué te refieres?”.

Le dije: “Los mandamientos que tienes con respecto al respeto de los derechos humanos, incluido el no matar y respetar los derechos del prójimo y la bondad hacia los pobres, se encuentran en las enseñanzas de todas las religiones de la Tierra, incluidos el hinduismo, el judaísmo, el cristianismo y también el Islam. Sin embargo, la diferencia entre el Islam y las otras doctrinas es, que el resto de las religiones marginaron e ignoraron el primer mandamiento”.

Preguntó: ‘¿Cuál es el primer mandamiento?”.

Le dije: “La fe en un solo Dios, al que todos acuden en la adversidad”.

Él preguntó: “¿Te refieres a Gautama Buddha?”.

Le dije: “No. Me refiero a la Única Verdad y al Poder en el cielo, al Creador de Buda mismo y de todos los seres humanos, a quien todos piden que los ampare cuando se desvian del camino correcto, a quien ruegan para que los ayude a salir de las crisis”.

Continué: “Cuando un budista siente mucho miedo con un trueno, ¿no recurre al Poder en el cielo para pedir protección?”.

Él respondió: “Sí. Pero, ¿cuál es la evidencia de que estos preceptos se encuentran entre los mandamientos que seguimos?”.

Le dije: “La evidencia es lo que lo practicas sin querer y sin mencionarlo en tus libros. Buda te enseñó la religión del Islam admitiendo que la muerte es la verdad y dándote una descripción de la vida eterna en la que no hay muerte ni dolor, que es lo que llamas “Nirvana”.”

Uno de los eruditos famosos, Arthur Lily, dice: “Las siguientes palabras fueron grabadas en piedra: (Lo que pensaban los discípulos de Buda sobre Dios, el alma y el futuro del hombre) ‘Reconocemos y creemos en Dios, que es un ser digno por esta (fe) ‘”.

Dijo: “Pero Buda es un dios”.

Le pregunté: “¿Dios se presenta diciendo, no soy el primer Buda y no seré el último Buda?”. Gautama Buddha no exigió a ninguno de sus seguidores que lo adoraran como a un dios o que adoraran algo o alguien. Además, “Gautama” usó la palabra “Buda” en el contexto de la palabra “profeta”, que significa una persona que está iluminada por la revelación divina”.

Buda dijo: “Todos deberían creer en el próximo Profeta (Maitreya).”[27]

La palabra “Maitreya” o “Meta” en el idioma balinés junto con todas las palabras que se refieren al Mensajero utilizadas en birmano, chino, tibetano y japonés tienen el mismo significado. Es la misma palabra “Rahmat” en árabe, que significa “Misericordia”.[28] (Donde Dios Todopoderoso se refirió en el Noble Corán al Profeta Muhammad como la misericordia para los mundos).

No te he enviado sino como un símbolo de mi misericordia para todos los seres.[29]

Él dijo: “¡Maravilloso!” “¿Afirmas que Buda fue un mensajero de Dios, que predijo la venida de tu Profeta?”.

Le dije: “Nunca podremos estar seguros. El nombre de Buda nunca se mencionó en el Noble Corán, pero vemos que existen sorprendentes similitudes entre las dos religiones. Esto no excluye que su fuente sea una, que es el Creador, y que diferían debido a las modificaciones hechas por los hombres. El Corán afirma repetidamente que Dios envió mensajeros y profetas a todas las naciones para reafirmar la adoración de un Creador, pero solo menciona algunos nombres”.

Preguntó: “¿Hay evidencia de la profecía de la venida de Muhammad también en los libros del hinduismo?”.

Le respondí: “Sí”.

Es Nirachanza o la persona alabada (Muhammad) que es un Karama: Príncipe de Paz o Expatriado, y está a salvo, incluso entre un grupo de sesenta mil noventa enemigos. Monta en camello y su carro toca el cielo”.[30]

Nirachanza “El hombre de alabanza” se refiere al Profeta Muhammad. El significado real de la palabra árabe “Muhammad” es: “Hombre digno de alabanza”. No se sabe exactamente cuántos enemigos tenía el Profeta Muhammad en ese momento, pero se ha demostrado que eran miles.

Cuando el Profeta Muhammad emigró de La Meca (su lugar de nacimiento, del que tuvo que irse debido que sus enemigos planeaban asesinarlo) a Medina, realizó este viaje en camello.

También dije: “Hay muchos otros”.[31]

Di [Oh Muhammad]: “¡Oh gentes! ¡En verdad, soy un enviado de Dios a todos vosotros, [de Aquel] a quien pertenece el dominio sobre los cielos y la tierra! ¡No hay deidad sino Él; [sólo] Él da la vida y da la muerte!”¡Creed, pues, en Dios y en Su enviado –el Profeta iletrado que cree en Dios y en Sus palabras– y seguidle, para que estéis rectamente guiados!”.[32]

La visita terminó, nos pidieron copias de las traducciones del Corán en tailandés y nos agradecieron mucho.

El filósofo inglés Thomas Carlyle (1881-1795) dijo: “Se ha convertido en una de las mayores vergüenzas para cualquier individuo civilizado de esta época escuchar lo que se piensa del Islam, es decir, que esta religión es una mentira y, que Muhammad es un farsante. Así que tenemos que luchar contra los rumores sin sentido y vergonzosos. El mensaje que transmitió este mensajero sigue siendo la lámpara iluminadora, desde hace mas de doce siglos, para unos doscientos millones de personas como nosotros; Dios creó esa gente al igual que a nosotros. ¿Has visto alguna vez que un hombre falso pueda establecer una religión y difundirla? Preguntémonos cómo este hombre siendo un impostor, pudo construir una casa de ladrillos sin conocer las propiedades de la cal, del yeso, del polvo y la similitud entre ellas. De haberlo hecho así, entonces lo que habría construido no sería una casa, sino un cerro de escombros y una mezcla de materiales. Además, esto significaria, que no ha valido la pena haber que la casa haya permanecido sobre sus pilares doce siglos y haya sido habitada por doscientos millones de almas, pero aun así se considera digno de derrumbar sus pilares, pero será destruido como si no lo fuera”.[33]


[1] (Corán 68:4).

[2]  Libro – hadices con el horario – las palabras del Profeta 1893. Muhammad.

[3] (Corán 2: 285).

[4] (Corán 18:110).

[5] Evangelio de Juan 15/26 – 16/14.

[6] (Corán 7: 157).

[7] El libro (el ojo de la verdad). Faten Sabri.

[8] (Corán 61:6).

[9] Isaías 29:12.

[10] Juan 1: 19-21.

[11]  http://www.aqsaonline.org/news.aspx?id=5664#_ftn6

[12] (Corán 3: 96).

[13] “Salmos 84”.

[14] El libro “Bellezas del Islam”.

[15] http://muslimvilla.smfforfree.com/index.php…

[16] El libro “Bellezas del Islam”.

[17] El Parque es una colección de literatura magistral y sabiduría elocuente. Suleiman bin Saleh Al-Kharashi.

[18] ”El Evangelio de Mateo ” 10:34.

[19] (Corán 41:34).

[20] (Corán 3:134).

[21] Juan 8: 3-11.

[22] Lucas 16:17.

[23] https://www.alukah.net/sharia/0/82804/

[24] (Corán 4: 17).

[25] (Corán 4:  110).

[26] (Corán 4: 28).

[27] Arshagyanam (página 282).

[28] Profecía sobre la venida del profeta Muhammad en otras escrituras – Zakir Naik.http://www.irfi.org/articles3/articles_4601_4700/prophecy%20on%20the%20coming%20of%20prophet%20muhammadhtml.htm

[29] (Corán 21:107).

[30] Profecía sobre la venida del profeta Muhammad en otras escrituras – Zakir Naik.

[31] El concepto original de Dios. Faten Sabri.

[32] (Corán 7: 158).

[33] El libro “Héroes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page