Artículos

El Monotiesmo Puro

نتيجة بحث الصور عن ‪unico Dios‬‏

La creencia en un Único Dios y adorarlo solo a Él como un movimiento teológico, se inició en una etapa muy temprana de la historia, comenzó con el Profeta Adán, y de hecho precedió a la creencia en la trinidad durante muchas décadas. Fue el punto principal de las ensenanzas de todos los Profetas. El cristianismo se desarrolló a partir del Judaísmo, y en el Judaísmo se cree firmemente que hay un solo Dios.

El camino que se siguió de Jerusalén (el hogar de los primeros discípulos de Cristo) a Nicea (donde se decidió en 325 DC que Cristo era igual a Dios en esencia y naturaleza eterna) difícilmente puede ser considerado como un camino recto.

La doctrina de la trinidad que surgió en el siglo IV DC no se parece en nada a las enseñanzas originales de Cristo acerca de la naturaleza de Dios. Al contrario, es lo opuesto, una desviación de esa enseñanza. Por lo tanto, se desarrolló en oposición a la creencia en un Único Dios.

Will Durant (Historiador y filósofo estadouniudense) dice:

Cuando el cristianismo conquistó Roma, se infundió con la sangre de la antigua religión idolátrica: el título de arzobispo, es decir, la adoración a la gran madre y a un número innumerable de señores que brindaban paz mental y que daban la impresion que existian en todas partes y ademas que no podian dectectarse con los sentidos.

El imperio civilizado entregó el poder y la administración al papado y el impacto de la palabra reemplazó al impacto de la espada. Los predicadores de la iglesia comenzaron a asumir posiciones de poder.

El cristianismo no puso fin a la idolatría, sino que la reforzó. La mente griega volvió a la vida en una nueva forma, en las doctrinas y rituales de la iglesia.

Los rituales griegos aparecían en los rituales de los santos monásticos.

La idea de la Santísima Trinidad surgió en Egipto. De Egipto también vinieron la adoración de la madre y el niño, la unión mística con Dios, la unión que llevó al platonismo y el agnosticismo, y la eliminación de la doctrina cristiana.

El mitraismo, que es una religión de origen persa, floreció en Persia aproximadamente seis siglos antes del nacimiento de Cristo, y llegó a Roma alrededor del año 70 DC, y posteriormente desde ahi se extendió por todas las tierras romanas. Luego llegó a Gran Bretaña y se extendió a varias ciudades británicas. Lo preocupante aquí acerca de esta religión es lo que a continuacion se cita:

El hecho de que Mitra, que lleva su nombre, fue un intermediario entre Dios y el hombre (para una doctrina similar en el cristianismo):

  • Nació en una cueva o en un rincón de la tierra.
  • Su cumpleaños fue el 25 de diciembre (que es el día que celebran los cristianos como el día en que nació Jesús)
  • Tuvo doce discípulos.
  • Murió para salvar al mundo.
  • Fue sepultado pero volvió a la vida.
  • Él ascendió al cielo delante de sus discípulos.
  • Él fue llamado “Salvador.”
  • Uno de sus atributos es que lo consideran como un cordero pacífico.
  • La “cena divina” se celebraba en su memoria cada año.
  • Uno de sus símbolos fue el bautismo.
  • El domingo fue sagrado para ellos.

El orientalista francés Leon Joteh, en su libro “Introducción a la Filosofía Islámica”, opina que el origen de la trinidad cristiana se encuentra en la filosofía griega, específicamente en las ideas del platonismo moderno, que tomó la base de la idea. de la trinidad como una visión del Creador del universo de Platón; luego la desarrolló en gran medida, de modo que la semejanza entre esta idea y el cristianismo se hizo mayor. Entonces (en su opinión) el Creador, Aquel que es absolutamente perfecto, estableció dos intermediarios entre él y la humanidad, quienes emanaron de Él, y también fueron parte de Él al mismo tiempo, lo que significa que están contenidos en Su esencia. Estas dos entidades son el razonamiento y el espíritu divino. Entonces el dijo:

La union entre la creencia judía y la filosofía griega no solo produjo filosofía, sino que también produjo una religión, a saber, el cristianismo que absorbió muchas ideas de los griegos. El concepto cristiano de la divinidad se toma de la misma fuente que el platonismo moderno. Por lo tanto, se ven muchas similitudes entre los dos, aunque pueden variar en algunos detalles. Ambos se basan en una creencia en la trinidad, en la que las tres “personas” son una.

Esto es a lo que se refiere el escritor estadounidense Draper:

“La idolatría y el politeísmo entraron en el cristianismo a través de la influencia de los hipócritas que ocuparon puestos de influencia y altos cargos en el estado romano al pretender ser cristianos, pero nunca se preocuparon por la religión y no fueron sinceros en absoluto. De manera similar, Constantino había pasado su vida en la oscuridad y el mal, y él no siguió los mandatos de la iglesia, excepto por un corto tiempo, al final de su vida.”

Aunque los seguidores del cristianismo obtuvieron cierto poder, en la medida en que lograron que Constantino fuera nombrado gobernante, no lograron erradicar por completo la idolatría. Como resultado de su lucha, sus principios se fusionaron con la idolatría, desde donde se desarrolló una nueva religión en la cual el cristianismo y la idolatría se manifestaron por igual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *